Mi rutina diaria de belleza: cuidado facial

rutina diaria cuidado facial
Es muy complicado encontrar un momento para nosotras, para poder cuidar nuestra piel, cuando estamos ocupadas a todas horas con los niños, el trabajo y la casa. Pero con un poco de esfuerzo, es muy sencillo conseguir una rutina y cuidar nuestra piel del rostro. Un estudio demostró que si eres capaz de realizar una tarea a la misma hora cada día, durante 66 días, esta rutina se incorpora a tu vida diaria y surge de forma automática (será un hábito).

Lo ideal es cuidarla por la mañana al levantarse y por la noche al acostarse. Por tanto, podéis lograr un espacio para vosotras antes de que los niños se levanten y por la noche cuando ya están dormidos. Yo suelo usar cremas y cosméticos bio, para no agredir mi piel con sustancias tóxicas. Pero aquí cada una tiene sus productos favoritos. 

CUIDADO FACIAL MATUTINO: es imprescindible limpiar el rostro nada más levantarnos, para retirar la crema de noche, limpiar impurezas (aceites naturales) que pueden surgir al dejar respirar la piel durante toda la noche y prepararla para enfrentarse a la contaminación y la radiación exterior:
  1. La primera opción es lavar la cara con un poco de agua y un jabón natural específico para tu tipo de piel. Si tienes la piel grasa, puedes usar un tónico o limpiador facial.
  2. Si eres de las que no tienen mucho tiempo, puedes usar una B&B cream, ya que es hidratante, protector solar y base, todo en uno. Si usas este tipo de crema, aplícate el contorno de ojos antes de usarla.
  3. Si tienes un poco más de tiempo, aplícate primero el contorno y después una crema de día que tenga factor solar medio.
  4. Maquillaje sencillo de día: una base de tono natural, polvos compactos para matificar, eyeliner o sombra clarita, máscara de pestañas y un poco de colorete. Para finalizar, un labial nude puede ser tu mejor aliado.
  5. Es recomendable exfoliar el rostro una vez por semana.
CUIDADO FACIAL NOCTURNO: para retirar los restos de maquillaje, el sudor, las células muertas, la contaminación...
  1. Retirar el maquillaje con desmaquillante impregnado en un disco de algodón. Yo tengo los ojos muy sensibles por el uso de lentillas, y me va genial la loción desmaquillante de Klorane para ojos sensibles (además no me gustan en formato crema y este es líquido). Suelen tener promoción de dos envases. El disco de algodón, yo uso el que tiene forma ovalada, que son más grandes que los circulares. No os olvidéis de que, cuando hablamos de rostro, también incluimos siempre el cuello, puesto que acumula las mismas impurezas o más.
    locion desmaquillante klorane ojos sensibles
  2. Aplicar tónico para retirar los restos de desmaquillante y refrescar la piel.
  3. Aplicar el contorno de ojos. Muy poca cantidad, y extender con suaves golpecitos con las yemas de los dedos. 
  4. Aplicar una crema de noche (con antiarrugas si tenéis más de 25 años), dando un suave masaje con movimientos circulares, Además del cuello, podéis incluir un poco el escote, para evitar las arrugas en esa zona.
  5. Para finalizar, un buen bálsamo labial para hidratar los labios, ¡y listo! Ya podéis descansar con la seguridad de tener vuestro cutis oxigenado e hidratado.
Y vosotras, ¿tenéis algún truco que no sepa?

Entradas populares de este blog

Dermatitis atópica en bebés y niños

Vajillas de melamina, ¿merecen la pena?

¿Cómo reducir el riesgo de padecer cáncer? Alimentación saludable y preguntas frecuentes