Dieta saludable para mamás lactantes


Entiendo que, una vez que hemos dado a luz a nuestros peques, la obsesión principal de todas nosotras sea perder cuanto antes esos kilillos que nos sobran. Pero, especialmente si estás dando el pecho, es muy importante no realizar ninguna dieta para bajar peso, puesto que tu bebé necesita la mayoría de nutrientes posibles, y los adquirirá a través del pecho.

Por ello, debes llevar una dieta saludable y equilibrada, para que tu cuerpo no necesite obtener los nutrientes de las reservas que tienes en tu organismo. Además, debes mantenerte fuerte para atender todas las exigencias que conllevan ser madre, y por ello debes estar bien alimentada. Necesitarás unas 500 kcal. diarias más que cuando no dabas el pecho. Por tanto, no te obsesiones con el peso. Dar el pecho es la mejor dieta para bajarlo.

Tips para conseguirlo:
  • Lo fundamental, sin duda, es beber mucha agua. Durante los primeros meses de la lactancia, es recomendable tener una botellita de agua cerca cada vez que vayas a dar el pecho, puesto que es sistemático: comenzar la toma, y sentir muchísima sed. 
  • Tomar alimentos con grasas saludables (pirámide nutricional) y frutos secos, que te aportan energía, hierro y ácido fólico.
  • Evitar pescados con alto nivel de mercurio: atún, emperador, tiburón.
  • Evitar los contaminantes: pelar las frutas y las verduras, elegir productos de estación y cultivados lo más cerca posible, y eliminar la piel y la grasa de la carne.
  • Por supuesto, evitar el tabaco y el alcohol (ni menciono otras sustancias).
  • Limitar el consumo de bebidas con cafeína (únicamente el café de la mañana).
  • Aunque mucha gente cree que es una "leyenda urbana", sé de primera mano que algunos alimentos cambian el sabor de la leche y no gusta al bebé: espárragos, alcachofas, coliflor y brócoli. Tomé dos veces coliflor al horno, y mi niña, literalmente se quitaba del pecho y no quería hacer la toma.
Aquí os dejo unos menús muy interesantes, desde el embarazo hasta la lactancia:

Entradas populares de este blog

Dermatitis atópica en bebés y niños

Vajillas de melamina, ¿merecen la pena?

The C Word (resumen)