Alimentación a partir de los 12 meses


De manera progresiva, se irán introduciendo todos los alimentos, procurando mantener la variedad y el aporte de todos los grupos de alimentos.
  • FRUTAS Y VERDURAS DIARIAS: se pueden ir introduciendo todas.
  • LÁCTEOS, 500 ML/DÍA: ya puede tomar leche de vaca entera, aunque si no se quiere, se puede continuar con leche de crecimiento hasta los 18 meses. Se pueden dar yogur de sabores y iogolinos, con moderación. Si estás con lactancia materna, se recomienda continuar con ella todo el tiempo que el niño quiera.
  • Seguir cocinando SIN SAL.
  • El huevo entero puede darse hasta dos veces semanales.
  • Se puede dar carne y pescado diario.
  • Las legumbres, una vez a la semana (lentejas, garbanzos, y algo más tarde la alubia blanca). Al principio, mejor en forma de puré sin piel.
  • MUCHO OJO con los alimentos muy grasos y los dulces. Evitar el exceso de cereales y productos con poco aporte nutricional (zumos de frutas envasados, actimel...). No dar frutos secos enteros, para evitar atragantamientos, hasta que no mastique bien.
  • A los 18 meses ya se puede introducir el pescado azul, el marisco y los frutos rojos.
Es muy positivo que vayamos incorporando al niño a comer con el resto de la familia, compartiendo mesa y dejándole manipular los alimentos.
Cuando el niño se vea preparado, se le irán dejando cuchara y tenedor para que vaya fomentando su independencia a la hora de comer. Al principio tendréis que tener mucha paciencia, puesto que la cocina / comedor parecerá una batalla campal. Os recomiendo comprar baberos con bolsillo, para que recoja todos los alimentos que se le vayan cayendo y así evitar ensuciar el suelo demasiado.


Entradas populares de este blog

Dermatitis atópica en bebés y niños

Vajillas de melamina, ¿merecen la pena?

The C Word (resumen)