¿Cómo calmar los cólicos del bebé?


Una de las peores etapas para el bebé, además de los dientes, son los cólicos. La verdad que es una lotería, puede tocarle o no. Mi niña lo pasó fatal durante más de un mes. Yo le preguntaba al pediatra si no había nada para darle (aunque la verdad que no me hacía mucha gracia darle nada tan bebé) y me decía que lo mejor eran masajitos y pasarlo, porque no tenía remedio. Así que me tiré noches enteras, de 21 a 01 de la madrugada con la peque llorando.

Es muy importante que después de cada toma le hagáis eructar, para evitar lo mejor posible que tenga cólicos. Si toma el pecho es más complicado, porque no suelen coger aire, pero podéis intentarlo a ver si lo conseguís. Mi hija nunca eructaba, imagino que eso agravaba el problema. Las mejores posturas para hacerles eructar son:

  • Sienta al bebé sobre tus muslos, agarra suavemente su barbilla con la mano derecha, y con la izquierda da breves golpecitos sobre la espalda. Para mí es la manera más práctica, porque oyes perfectamente el eructo, y ves si está regurgitando o vomitando. 
  • Sentado sobre tus muslos, le acaricias la columna de abajo hacia arriba, le levantas el bracito, se le ladea un poco y, normalmente, debería eructar. Esta la veo un poco más complicada, pero con maña seguro que le salen solos. 
  • Apoyarle la mandíbula sobre nuestro hombro y dar breves toquecitos en la espalda (la manera de toda la vida).

Hace poco, me enteré de que había un medicamento homeopático que a todas las madres les ha funcionado, y yo me tiraba de los pelos, con lo mal que lo pasó mi niña. Se llama COLIKIND, lo podéis encontrar en cualquier farmacia. Se administran 5 gránulos unos 20 minutos antes de la toma, y se puede dar directamente en la boca del bebé o en el biberón con un poquito de agua, hasta que remitan los síntomas. Si estáis con lactancia materna, yo preguntaría al pediatra, porque no se le da agua al bebé mientras toma pecho, y rara vez quieren biberón (la mía nunca ha tomado nada en biberón, pasó directamente al vaso).
Si no os apetece dar el medicamento (aunque sea natural). y preferís probar antes con los masajes, os dejo algunas recomendaciones (también podéis emplearlos cuando tenga gases o esté estreñido, a mi peque le fueron genial):

  • Lávate bien las manos antes de comenzar.
  • Atenúa las luces, pon un poco de música relajante muy bajita, y asegúrate de que la habitación sea cálida, y de que el bebé no tenga hambre. 
  • Desnuda al bebé, incluyendo el pañal. Puedes dejarle unos calcetines para que no se enfríe. Antes de tumbarle, coloca un cambiador o un empapador por si vacía vejiga o intestinos.
  • Sentada en una alfombra (puede ser de las normales, de yoga, o una mantita...), tumba a tu bebé entre tus piernas, asegurándote de que está cómodo.
  • Coge un poquito de su crema hidratante corporal (o aceite, aunque a mí la farmacéutica me recomendó que no lo usara hasta el año), y frótala entre tus manos para calentarla. Intenta que el bebé sigue todos tus movimientos, y cada vez que vayas a darle un masaje, será como si "le pides permiso" para tocarle. Si ves que no está receptivo, o que llora mientras lo realizas, déjalo para otro momento. Asegúrate de tus manos siempre tienen crema, para evitar la fricción en la piel del bebé.
  • Las mejores técnicas para aliviar los cólicos con masajes son:
    • EL MOLINO: desliza la parte exterior de las manos sobre la tripita del bebé, una tras otra, como si fueran paletas y estuvieras recogiendo arena hacia tí. Levanta las piernas del bebé con tu mano izquierda, y sujeta los tobillos. 
    • CAMINANDO: haz como si caminases por la tripita del bebé con la punta de los dedos, de izquierda a derecha. Después, dobla sus piernas sobre su tripita, realizando círculos suavemente, en el sentido de las agujas del reloj.
    • I LOVE YOU: 
      • "I": con la mano derecha, acaricia la parte izquierda de la tripita del bebé (tu derecha) en un movimiento único y hacia abajo, como si escribieras una "I".
      • "LOVE": dibuja con tu mano una "L" invertida que vaya de tu izquierda a tu derecha.
      • "YOU": dibuja con tu mano una "U" invertida que vaya de tu izquierda a tu derecha. Mientras realizas esta serie de movimientos, puedes decirle a tu bebé cuánto le quieres. Le encantará.


Entradas populares de este blog

Dermatitis atópica en bebés y niños

Vajillas de melamina, ¿merecen la pena?

The C Word (resumen)